Publicado el Deja un comentario

Lavar la ropa

Quiero darte algunos consejos para el lavado y mantenimiento de tus prendas. A veces, el desconocimiento de como lavar la ropa o un mal hábito, hace que la prenda dure menos o se estropee.

A lo largo de mi trayectoria profesional me he encontrado con muchos tipos de tejidos, he experimentado el trato de sus diferentes calidades, he recogido testimonios de clientes sobre su resultado, me he documentado para tratarlos según la composición…… Finalmente he aprendido a lavarlos yo misma, ahorrando el impacto que los químicos usados en tintorería tienen en el medio ambiente y en los tejidos.

Los métodos de lavado son más sencillos de lo que parecen, actualmente cada prenda  viene con un libro de etiquetas en el que  indican cómo ha de lavarse, entre otras cosas. Etiquetas que o bien cortamos o son terriblemente molestas al uso de la prenda. La temperatura máxima que una etiqueta nos indica para lavar la prenda, no siempre es la que realmente puede soportar. Por eso, para mejorar la vida de nuestra ropa y disfrutar más de ella, sólo hay que seguir unos sencillos cuidados básicos como son:

  • Lavar la ropa a 30º C máximo, aunque queda igual de limpia con agua fría y evitas alterar el tejido. Un truco infalible para manchas rebeldes es frotar con la pastilla de jabón chimbo de toda la vida, justo encima de la mancha.

    Chimbo - lavado

  • No usar secadora, sobre todo prendas de algodón 100% y tejidos delicados. Aunque las secadoras han evolucionado mucho, un exceso de calor puede alterar la composición de la prenda y si es una toalla nos da igual, pero si es tu camiseta favorita da mucha rabia ¡¡ojo con la secadora!!

  • No usar suavizante, es perjudicial para los tejidos, para la piel y para la lavadora y aunque huela de maravilla, el olor se va y el químico se queda. Puedes usar en su lugar, un buen chorro de vinagre blanco, que además ayuda a mantener el color de la prenda en buen estado.

  • No uses lejía ni oxidantes.

  • Lavar la ropa con colores similares (blancos, neutros y oscuros)

Cuanto menos productos químicos uses para tratar los tejidos más saludable estará tu piel, mejor vida darás a tu lavadora, menos impacto tendrá en el medio ambiente. Teniendo esta serie de cuidados sencillos y económicos, tu ropa no se verá alterada por el lavado.

Estos cuidados son muy útiles para las prendas de tejidos más habituales como son el algodón,lino, poliéster, nylon,acrílicos,etc…

Por otro lado, está el lavado en seco que requieren algunas prendas, el cual requiere un proceso químico que es bastante dañino con el medio ambiente además del coste que ello supone en tintorería. Las prendas que traen ésta indicación a menudo pueden lavarse en casa. Si está hecha de lana, seda o algodón pueden lavarse a mano suavemente usando un jabón suave y agua fría. El lavado de la lana nunca ha de llevar ciclo de centrifugado, retira el exceso de agua enroscando la prenda en una toalla para quitar el exceso de agua.

Estos consejos te los doy desde mi humilde experiencia, y quiero compartirlo contigo. No es nada oficial, es mi testimonio en la práctica de un hábito cotidiano como es lavar la ropa.

¿Cómo cuidas tu ropa para que no se altere el tejido? ¿Tienes algún consejo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *